Congreso nombra alcaldesa a madre de edil asesinada

Juana Ocampo ocupará el cargo que ganó su hija, Gisela Mota, en 2015
Juana Ocampo (centro) afirmó que no ha sido blanco de amenazas o algún tipo de ataque hasta el momento (CIUDADANOS MX)
12/08/2017
02:12
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca.
-A +A

“No tengo miedo, lo peor nos pasó. Sentimos en carne propia lo que es que se metan a tu casa y delante de tus ojos le quiten la vida a un ser querido… todos en el municipio, el estado y en el país están en esa situación”, expresó Juana Ocampo Domínguez, designada por el Congreso de Morelos alcaldesa sustituta de Temixco.

Juana ocupará el cargo que ganó su hija en los comicios de 2015, pero que no pudo continuar porque unas horas después de tomar protesta como edil fue acribillada en el interior de su casa por un comando.

Ahora la madre dice que no tiene miedo para afrontar los retos del cargo, principalmente en materia de seguridad; sin embargo, admitió que desde el asesinato de su hija, ocurrido el 2 de enero de 2016, la administración estatal le asignó dos escoltas.

“Los asesinos de mi hija siguen ahí [en el municipio], detuvieron a algunos pero varios más siguen libres. Que me perdonen los temixquenses, sé que los elementos policiacos deben ser para todos, pero espero que comprendan que mi situación es riesgosa y no queremos que suceda otra cosa”, señaló Ocampo Domínguez, quien afirmó que no ha sido blanco de amenazas o algún tipo de ataque hasta el momento.

Subrayó que Temixco, ubicado a unos 15 minutos del centro de Cuernavaca, está considerado como uno de los municipios más inseguros del estado por lo que pedirá tanto al gobernador Graco Ramírez como a la Federación el envío de elementos para garantizar la seguridad.

Juana Ocampo obtuvo 26 votos de igual número de legisladores que asistieron a la sesión extraordinaria en el Congreso del estado, luego de que el titular del Ejecutivo envió el miércoles la terna para designar a la nueva presidenta municipal.

Muertes de alcaldesas. El 2 de enero del año pasado, Gisela Mota Ocampo fue asesinada en la colonia Pueblo Viejo, cuando un grupo de sicarios ingresaron a su domicilio y la balearon delante de sus familiares. De forma casi inmediata, las autoridades detuvieron a tres presuntos implicados y abatieron a dos más.

Ante señalamientos y una oposición férrea, los adeptos de Mota Ocampo pretendieron imponer a Juana Ocampo sobre la suplente, la profesora Irma Camacho García, y un grupo de mujeres, incluida la madre de Gisela, iniciaron una huelga de hambre, paralizaron la tesorería y por varias semanas, hasta que el Congreso dio un ultimátum para que llegaran a un acuerdo de lo contrario se excluirían a ambos bandos.

La profesora Irma Camacho asumió la administración y por año y medio fungió como alcaldesa hasta el pasado 18 de julio cuando falleció por un paro cardiorrespiratorio a los 67 años.

Gerardo Hurtado, síndico del ayuntamiento, fue nombrado alcalde provisional; tras la elección unánime de Juana Ocampo en el Congreso local, regresó a su puesto. Este viernes Ocampo tomó protesta como alcaldesa en sesión de cabildo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios