El sombrero, accesorio que no pasa de moda

Gerardo Soto vende prendas elaboradas de diferentes materiales; visitantes compran varias piezas para después regalarlas
Luego de publicitar los accesorios, desde hace 17 años Gerardo Soto adquirió una sombrerería que ha sumado varios clientes (LUIS SÁNCHEZ. EL UNIVERSAL)
08/08/2017
02:54
Querétaro.
-A +A

[email protected]

Para Gerardo Soto los sombreros son un mundo aparte, tienen tantas formas, estilos, materiales y personas que los utilizan. Durante mucho tiempo se dedicó a la locución publicitaria y gracias a los spots que hacía de la marca Rocha Hats, años después tuvo la oportunidad de hacerse cargo de una tienda especializada en estas prendas.

El negocio, ubicado en el número 46 de la calle Fernando Tapia, desde el año 2000, se dedica a vender estos accesorios, recibe a sus clientes con piso y exhibidores de madera, rústicos acabados que enmarcan a los protagonistas: los sombreros en una gran variedad.

En retrospectiva. En los ochenta, Gerardo Soto incursionó en la locución donde se enfocó en el ramo publicitario. Así fue como se involucró con la empresa Rocha Hats con sede en San Francisco del Rincón, Guanajuato, debido a que se convirtió en la voz de sus spots transmitidos por radio.

La marca, cuenta Gerardo, tiene más de 50 años en el mercado y “se ha distinguido por su calidad y materiales de primera, además de la durabilidad del sombrero que tiene Rocha Hats, su variedad de modelos y estilos”.

Desde 1983, Gerardo conoció a Martín Rocha, creador de Rocha Hats, con quien acordó el manejo de su publicidad desde Querétaro para varios estados del país, sobre todo en el Bajío.

“Ahí me empecé a adentrar en el mundo del sombrero, que en verdad es muy apasionante y divertido”, comentó. De entrada, “porque para hacer una publicidad interesante y que tenga sus beneficios hay que conocer lo que se está publicitando”, añadió.

Fue así como Gerardo recibió la invitación de Martín Rocha para conocer sus fábricas y el proceso de elaboración de los sombreros y fue él quien tuvo la iniciativa de poner una tienda de Rocha Hats en Querétaro.

Siguieron las pláticas con Martín y Gerardo decidió apoyarlo para cristalizar la tienda con un estilo muy rústico, “pero cuando ya está lista la tienda para inaugurar Martín me dio las llaves y me dijo: ‘Toma, hazte cargo’”.

“Y aunque ya conocía un poco sobre los sombreros yo estaba entre azul y buenas noches, pues no sabía qué iba a vender, incluso una de las preguntas que me hacía en ese momento fue ¿todavía se usa el sombrero?”, platicó.

Para su sorpresa, se encontró que había amplio interés de las personas por este accesorio y más por la variedad de estilos que se ofrecen en el lugar.

La sucursal en Querétaro de Rocha Hats abrió al público en el año 2000, por lo que son 17 años y contando los que Gerardo suma adentrado de lleno en el mundo del sombrero.

Tiempo después de la inauguración, llegó un momento en donde Martín Rocha le propuso a Gerardo quedarse con el negocio. “Me propuso que le pagara lo invertido en la tienda y me la quedara, y actualmente aunque todavía sigo manejando su publicidad, afortunadamente ha sido muy exitoso porque dentro del mundo del sombrero todos reconocen la marca Rocha Hats, sus beneficios y calidad”, dijo.

En el estado, la sucursal de Gerardo Soto es la única que maneja venta directa de fábrica de esta marca.

Un negocio muy noble. Ya que don Martín le había dejado la tienda “le comencé a tomar cariño, me di cuenta de que es un negocio muy noble sobre todo tenía la duda de si se vendía o no, me percaté que muchas personas utilizan el sombrero y los beneficios que se obtienen son evidentes; por ejemplo, alguien que usa sombrero normalmente no tiene manchas”, aseguró.

Han pasado 17 años de aquel comienzo de Rocha Hats Querétaro y durante este tiempo Gerardo se ha percatado que no hay algún modelo en especial que busquen en el estado.

“Se vende todo por igual, hay quienes vienen a buscar sombrero para la playa, también para jugar golf así como para ir a los toros, pues Rocha Hats maneja muchos estilos como el cordobés, el americano, el chihuahua, el tipo “Indiana Jones”, el salacot que es el sombrero de cazador, tejanas, entre muchos otros, variedad que ha caracterizado mucho a la marca”, detalló.

Al contrario de muchos negocios que con el paso del tiempo disminuyen su clientela, Rocha Hats ha sumado nuevos clientes.

“Los turistas consumen mucho el sombrero, hay clientes extranjeros que viven en Querétaro y cada que van a su tierra se llevan varias piezas para regalar a amigos y familiares, este mundo es muy amplio”, destacó.

En particular la marca Rocha Hats se distribuye actualmente en toda la República Mexicana, algunos países de Sudamérica y Estados Unidos.

Otra de las características por las que se reconoce Rocha Hats es por sus materiales. “Cada vez se van descubriendo más [componentes], a veces hechos con palma, es algo que todos conocen pero ahora se le han dado otras formas y texturas”, explica.

Sombrero, por igual. Gerardo Soto recomienda a las personas “que usen sombrero” para contrarrestar los estragos de las altas temperaturas y los intensos rayos solares.

“Les va a ayudar en gran medida sobre todo en cara y cuello, donde se resienten las enfermedades de la piel. Tengo varios clientes que vienen a buscar su sombrero precisamente por el cáncer en la piel y el doctor les recomienda cubrirse”, agregó.

Aunque pudiera pensarse que los hombres son quienes más utilizan este accesorio, Gerardo confirma que su uso es por igual entre hombres y mujeres. “Anteriormente había un tabú, se decía que el sombrero del hombre no lo podía utilizar la mujer, pero ya se quitó, ahora es prácticamente unisex, incluso uno de los sombreros más tradicionales que es el Zacatecas, lo usan por igual hombres y mujeres. En general cuando me preguntan por sombreros de dama les digo que ya son todos los modelos, para que escojan el que más le guste”, expresó.

Y en los sombreros también se encuentra la historia, pues Gerardo asegura que aunque la mayoría del tiempo Rocha Hats busca la innovación de materiales, formas y combinación de estilos, hay algunos sombreros que no han variado en nada ni en su forma ni en su fabricación, como el sombrero revolucionario.

Además de los sombreros, en Rocha Hats también se encuentran diversos accesorios para quienes gustan vestir el estilo vaquero. “Quienes gustan vestir de vaquero invierten en sus accesorios, no es barato”, puntualizó.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios