Del sueldo presidencial al salario mínimo en Latinoamérica

Aunque no es indicador absoluto de bienestar social, el salario mínimo puede ayudar a dar una idea del nivel de vida de la población; en muchos países, la brecha entre ricos y pobres sigue ampliándose
Archivo EFE
18/06/2017
17:36
Ana Espinosa
Ciudad de México
-A +A

Hace sólo unos días, la BBC hizo un listado de los presidentes de América Latina que ganan más y los que ganan menos.

De acuerdo con el ranking, basado en información oficial de cada país, el presidente mejor pagado de América Latina es el guatemalteco Jimmy Morales, mientras que el que menos gana es su par de Nicaragua, Daniel Ortega, quien además gobierna el país con el salario mínimo más bajo del continente.

Aunque no es indicador absoluto de prosperidad y bienestar social, el salario mínimo puede ayudar a dar una idea del ingreso y el nivel de vida de la población.

En el caso de nuestro país, el presidente Enrique Peña Nieto es el quinto Presidente mejor pagado del continente, después del de Colombia, Uruguay y Chile.

sal_0.gif

DEL SUELDO PRESIDENCIAL AL SALARIO MÍNIMO

Con un sueldo de 146 mil 950 quetzales (19 mil 300 dólares) mensuales, confirmado por el gobierno de Guatemala, Jimmy Morales -el mandatario con mayor sueldo en América Latina- gana 49 veces el salario mínimo del país, fijado en 2 mil 893 quetzales mensuales (393 dólares).

En segundo lugar, se encuentra la mandataria de Chile, Michelle Bachelet, que recibe 9 millones 920 mil 104 pesos chilenos (14 mil 890 dólares) al mes, según la oficina de transparencia del país sudamericano, 37 veces el salario mínimo de 270 mil pesos chilenos mensuales (405 dólares).

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, que tiene un salario mensual de 201 mil 239 pesos mexicanos, aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, equivalente a 84 veces el salario mínimo mensual de 2 mil 401 pesos mexicanos.

El venezolano Nicolás Maduro -cuyo país atraviesa una grave crisis económica- con 40 mil 680 bolívares (4 mil 068 dólares) mensuales, equivalente a 12 salarios mínimos (339 dólares) estipulados en 3 mil 390 bolívares.

Después está Evo Morales, con 22 mil 988 bolivianos (3 mil 327 dólares), según el Decreto de Incremento Salarial para la Gestión 2017, equivalente a 21 veces el salario mínimo en Bolivia, de mil 085 bolivianos (157 dólares).

El nicaragüense Daniel Ortega, cierra la lista con 95 mil 773 córdobas al mes (3 mil 193 dólares), según la Regulación Salarial de Funcionarios Públicos, y que equivale a 13 veces el salario mínimo promedio de 3 mil 658 córdobas (122 dólares).

Si bien las diferencias son considerables, el grado de responsabilidad entre empleados que ganan el salario mínimo y las funciones de un Presidente son muy diferentes.

LOS MEJORES Y PEORES SALARIOS MÍNIMOS DEL CONTINENTE

Aunque en muchos de estos países han aumentado los salarios mínimos profesionales en los últimos años, la brecha entre ricos y pobres sigue ampliándose.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) -institución mundial responsable de la elaboración y supervisión de las normas internacionales del trabajo- México tiene el segundo salario mínimo más bajo de América Latina y el Caribe, sólo después de Nicaragua. Brasil y Colombia ocupan el tercer y cuarto lugar respectivamente de los salarios mínimos más bajos de la región.

Panamá (744 dólares), Costa Rica (512 dólares), Argentina (504 dólares) y Guatemala (393 dólares) tienen los mejores salarios mínimos de América Latina.

sal1.gif

LA DESIGUALDAD SALARIAL

En las últimas décadas, la desigualdad salarial ha aumentado en muchos países del mundo, incluso en dos terceras partes de los países de la OCDE y en algunas de las grandes economías emergentes.

En México, según el OIT, desde principios del 2000 esta desigualdad ha tenido una reducción mínima en comparación con el resto de los países de la OCDE.

El organismo señala que “la crisis reciente y la tendencia de mayor desigualdad han relanzado los debates sobre el salario mínimo”.

En los últimos años, muchos países han adoptado o aumentado el salario mínimo para apoyar a los trabajadores pobres y reducir la desigualdad salarial. Según las investigaciones, fijar el salario mínimo en un nivel adecuado puede aumentar los ingresos de los trabajadores mal remunerados sin tener efectos negativos significativos sobre los puestos de trabajo.

EL SALARIO MÍNIMO EN MÉXICO

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2016 del Inegi, 47% de la población ocupada en México gana uno o hasta dos salarios mínimos, es decir 4 mil 802 pesos al mes, en el mejor de los casos.

Datos de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos señalan que del 2006 al 2016 el incremento del salario mínimo por año en nuestro país es de 2.60 pesos en promedio.

De acuerdo con la red de blogs especializados en economía, bolsa y finanza, Financial Red México, la comparación del salario mínimo entre países de condiciones similares suele ser buena referencia para entender el nivel de vida que se tiene, así como si el poder adquisitivo es superior.

La Comisión Económica para América Latina dijo en 2015 que México era el único país en Latinoamérica en donde “el salario real mantiene a los trabajadores en un estado permanente de pobreza y no alcanza para cubrir las necesidades básicas”.

Financial Red señala que según la Paridad de Poder Adquisitivo (PPA), el salario mexicano alcanza en promedio dos veces menos a los trabajadores en México, que a aquellos en Brasil, El Salvador, Perú, Honduras, Trinidad y Tobago y Uruguay.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios