Vamos a batalla decisiva en 2018, advierte EPN

Peña pide a priístas dar la batalla por el país en 2018; somos soldados de México, afirma; hay quienes apuestan al caudillismo, mientras el tricolor confirma su capacidad de dar resultados, dice
Ante más de 15 mil priístas, entre los que destacaban secretarios de Estado, el presidente Enrique Peña Nieto celebró los cambios a los estatutos del PRI, así como la creación de una Comisión de Ética para hacer frente a la corrupción (TOMADA DE FACEBOOK)
13/08/2017
02:03
Ariadna García y Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Al cerrar los trabajos de la 22 Asamblea Nacional del PRI, el presidente Enrique Peña Nieto llamó a los priístas del país a dar la batalla por 2018 y el futuro de México. Pidió preservar la unidad del partido porque, dijo, cuando gana el tricolor gana México.

“En 2018 estarán en juego distintos futuros para nuestro país. Uno de progreso, que ofrece el PRI, y otros de franco retroceso. Los priístas estamos llamados a proteger, a cuidar y defender lo que entre todos los mexicanos hemos construido. Tenemos que dar la batalla por nuestro país, porque México es responsabilidad de todos.

“Y esa responsabilidad inicia por preservar la unidad al interior del PRI: unidad para servir y ganar. Cerrar filas dentro de nuestro partido es cerrar filas a favor de México. Como soldados de la patria, los priístas debemos salvaguardar el proyecto de país. Vamos a una batalla decisiva para México. Vamos a la batalla por un futuro que asegure bienestar y oportunidades para todos los mexicanos”, indicó.

Al referirse a los Estatutos, donde se dejó abierta la puerta para que simpatizantes accedan a cualquier candidatura priísta, Peña Nieto destacó que este documento hoy acerca al partido con la sociedad, a quien el organismo se debe en todo momento.

“Consolida al PRI como la mejor plataforma para que militantes y simpatizantes puedan servir a su comunidad, puedan servir a México”, celebró el titular del Ejecutivo federal.

Con todo ello, manifestó, “el partido está listo para lo que viene”.

Ante más de 15 mil priístas que llenaron el Palacio de los Deportes, de la Ciudad de México, Peña Nieto celebró los cambios a los documentos internos del PRI, particularmente los Estatutos, porque abren el partido a la sociedad, para que militantes y simpatizantes puedan servir a su comunidad y al país, y aplaudió la creación de una Comisión de Ética que permita hacer frente a la corrupción e impunidad.

El Presidente pidió ir a la batalla que viene con la seguridad de que México gana cuando el Revolucionario Institucional también obtiene el triunfo. El PRI llegará a la elección de 2018, aseguró, después de haber impulsado la transformación del país y por lo cual ha asumido costos.

“Nuestros adversarios”, apuntó, “buscan confundir a la sociedad”.

Ante los delegados que participaron en la Asamblea Nacional, entre ellos secretarios de Estado, gobernadores, legisladores, representantes de sectores y organizaciones, Peña Nieto exclamó que su partido está listo para lo que viene y su ventaja es que asume con valor y visión un mejor futuro para México.

“Hay quienes pretenden regresarnos al pasado y apuestan al caudillismo, a la subordinación de sus aliados y a la división de los mexicanos; mientras el PRI confirma su capacidad de dar resultados, otros, por su falta de experiencia y sus conocidos gravados de gobierno, disimulan su impericia con estridencia e incongruencias.

“Mientras que nuestro partido reafirma su compromiso con las causas de México, otros han optado por abandonar sus ideales y prefieren negociar posiciones antes que defender convicciones”, aseveró.

Arropado por los priístas, enfundado en el rojo de su partido, el mexiquense aludió a que “lo bueno cuenta y cuenta mucho”, para 2018; alertó, estarán en juego distintos futuros: uno de progreso y otro de retroceso.

Desarrollo sostenible. El presidente Enrique Peña Nieto añadió que la labor para el PRI no ha terminado, si bien se ha tenido un avance positivo, aún hay mucho por hacer. Es necesario pensar hacia adelante, en la siguientes décadas, por ello la 22 Asamblea Nacional fue un espacio abierto, plural y de autocrítica.

Avaló todos los cambios en los documentos internos del Revolucionario Institucional en su asamblea.

En la visión de futuro, aseveró, el partido estableció que está construyendo un México con desarrollo sostenible para hombres y mujeres, lucha contra la desigualdad; en la Declaración de Principios el PRI renueva su vocación popular y de seguir siendo protagonista de la transformación; el Programa de Acción plantea respuestas concretas a las demandas de la sociedad.

Se refirió al combate a la corrupción e impunidad, tema que se trató en todas las mesas temáticas de la Asamblea Nacional priísta.

“Ante casos individuales de militantes que se alejaron de nuestros principios, hay quienes pretenden denostar a todo nuestro partido (…): quienes han traicionado la confianza de la gente y de nuestro partido deberá enfrentar las consecuencias de sus actos y así está sucediendo.

“Hemos actuado con firmeza y sin contemplaciones frente a quienes han violado la ley, pero el reto va mucho más allá, la verdadera tarea es atacar la impunidad y sus distintas manifestaciones y construir día a día un genuino Estado de derecho”, puntualizó.

Carro completo. Por su parte el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, apostó porque el PRI obtendrá un triunfo total durante los comicios federales de 2018.

El trabajo, destacó, apenas empieza y ahora es necesario divulgar los cambios priístas, porque se tiene la responsabilidad de detener al populismo autoritario.

Ochoa Reza gritó que se equivocaron aquellos que apostaron a la fractura del partido.

“Que nos vean bien, este partido político está unido, y en su unidad, este partido es invencible”, afirmó.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios